La magia del fútbol

by

 

Algunos no llegan a entender por qué el deporte, y más concretamente el fútbol, es capaz de mover los sentimientos más humanos de la gente, la alegría, la tristeza, la euforia, la decepción… Viendo un programa de Michael Robinson en la tele (lo he visto en Internet,, pero es la tele), he comprendido por qué el fútbol, es tan grande, por qué mueve pasiones, por qué entre los momentos de felicidad más grandes de su vida uno siempre encuentra algún momento en el que su equipo o su selección nacional (…) ganó.

 

El programa es un reportaje sobre la victoria de la Copa de Europa de 1998 ahora que se cumplen 10 años. ¡Diez años ya! La verdad es que esa Copa de Europa cambió muchas cosas en la vida de los madridistas, que, como yo, jóvenes, teníamos que aguantar las bromas de nuestros compañeros atléticos o barcelonistas (Dios no hace a todo el mundo perfecto, ¡qué le vamos a hacer!) que hacían todo tipo de bromas sobre las Copas de Europa del Madrid (en el resto de Europa “el Real”) alimentadas por un anuncio de bastante éxito. Por supuesto, no se dejaba de nombrar a Franco, como si Franco diera órdenes a los líderes europeos sobre quién debía ganar la Copa de Europa.

 

Pero ese año tenía que llegar. Yo jugaba en la cantera del Madrid de baloncesto por aquel entonces y tengo los recuerdos bastante confusos. Me acuerdo de que Karembeu hizo una gran Liga de Campeones, del partido de la portería, al que no fui porque como tenía entrenamiento, no iba a llegar a tiempo y de que la portería la llevaron desde los Campos de la Ciudad Deportiva donde entrenábamos. Todo tercermundista.

 

Recuerdo que el mejor partido que he visto a nadie jugar nunca es a Redondo en el partido de vuelta en Dortmund. Quedamos 0-0, lo que necesitábamos tras el 2-0 del Bernabéu, y en ese partido Redondo se impuso como mejor medio centro del mundo, recuperó balones, ordenó el juego e hizo con los bravos alemanes lo que quiso con ellos. Estaba acabando la época en la que solo se jugaba con un medio centro, no como de unos años a esta parte en que con menos de dos medios centros no juega nadie. En la época de Valdano la discusión era Redondo o Milla, ahora ambos jugarían juntos.

 

Y llegó la final, la vi en casa, con mi padre, como tantas otras finales (recuerdo que la primera debió ser la del “Gol de Nayim”) y ahí se detienen mis recuerdos. Me acuerdo del gol de Mijatovic y punto. De la celebración, no me acuerdo de lo que hice después, porque se me mezclan en la memoria las celebraciones de la octava y la novena.

 

Lo que es seguro es que a partir de ahí el Madrid volvió a ser un equipo campeón, el mejor equipo del siglo XX y del siglo XXI, el de las Copas de Europa en blanco y negro, en SuperTrinitron y en pantalla de plasma; aunque de las primeras, porque llevamos seis años sin ganarla. Esperemos que no pasen otros treinta y dos. El Madrid es grande, el fútbol lo es más.

 

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , ,

2 comentarios to “La magia del fútbol”

  1. Bremus Says:

    Si España fuera un donut, Madrid no existiria…

  2. LoRenzo SaLdaÑa Says:

    Si, si, pero las primeras copas de Europa se las ganábamos al Stade de Reims creo recordar.

    Y el año que viene, Madrid y Atleti en Champions (si el Atletico pasa la ronda previa)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: