En búsqueda del absoluto…

by

Uno procede a ejercer de erasmus un martes por la noche que apuntaba a una barbacoa sin más en la cité universitaire. Ser inconsciente, beber, hacer el memo e ir a hacer botellón a un quai en el sena. He tenido el placer de observar a monos drogarse, beber, venir a tocarnos los cojones esperando pelea, desmayarse en coma etílico, ofrecernos drogas… Después he tenido la suerte de conversar con unos italianos cuyo único objetivo en esta vida era decir lo cojonudo que es Milán y la mierda que es el resto. Tras cagarme en el proletariado delincuente y drogado me he vuelto a casa con el ipod a todo volumen esperando quedarme sordo.

Un mendigo en un saco de dormir se agitaba suplicándome dinero. Me hubiese gustado poder explicarle que hace 2 días, un par de pseudomendigas con una niña en brazos me hicieron creer que necesitaban dinero de verdad (apelando a mi moral judeocristiana) y les dí 10 euros para comer, que se habrán gastado en comprarse una tele de plasma para su chabola, con la que ver a un par de anoréxicas anunciando vestidos Versace que nunca podrán permitirse.

Ese par de estafadoras se rieron de mí, y mi orgullo me torturaba recordándome que probablemente hubiese hecho mejor dándole el dinero al mendigo que se retorcía de frío. Al mismo tiempo, subiendo la rue Saint Jacques podía ver una exposición fotográfica sobre mayo del 68. Como explicarle al “clochard” que llevo toda la puta vida buscando un lugar donde sentirme a gusto con mis congéneres. Como explicarle que el absoluto en las relaciones humanas no existe y que sin embargo jamás podré conformarme con menos que eso. Como explicarle a la cucaracha subhumana que tiritaba de frío en su saco que me encantaría creer en las ideas de los que lanzaban piedras en las fotos expuestas, y salvarle a base de barricadas. Como explicarle que quizás sería mejor si tuviese los cojones de ahorcarme a los 23, como Ian Curtis que aullaba sus letras depresivas en mi Ipod. Enfin que voy borracho y Schopenhauer es Dios y Joy Division (con Curtis al frente) sus profetas:

“Querer es esencialmente sufrir, y como vivir es querer, toda vida es por esencia dolor. Cuanto más elevado es el ser, más sufre… La vida del hombre no es más que una lucha por la existencia, con la certidumbre de resultar vencido. La vida es una cacería incesante, donde los seres, unas veces cazadores y otras, cazados, se disputan las piltrafas de una horrible presa. Es una historia natural del dolor, que se resume así: querer sin motivo, sufrir siempre, luchar de continuo, y después morir… Y así sucesivamente por los siglos, de los siglos hasta que nuestro planeta se haga trizas”.

Y no, no me creo Schopenhauer ni Jesucristo.

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

2 comentarios to “En búsqueda del absoluto…”

  1. LoRenzo SaLdaÑa Says:

    amigo Bruno, ¿como sabe que las pseudo-mendigas le estafaron?
    Por cierto, algún día tendremos que escribir sobre el porqué del elevado número de mendigos que hay en París. He reflexionado un poco sobre ello y no llego a encontrar la verdadera causa.

  2. Bruno Clément Says:

    ¿Alcoholismo?
    ¿Carácter cerrado de los Parisinos? ¿Locura?
    ¿Mayores posibilidades de limosna en una ciudad tan turística?
    ¿Gusto por Notre Dame?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: