¡Viva Pepe Rubianes! (¿o igual no tanto?)

by

Es fácil distinguir a un español en París. Va vestido con un gusto dudoso que pasa del chandál fosforito, gorra del madrid del turista dominguero al “me visto todo de ralph lauren con pantalones sobaqueros y luciendo que soy un nuevo rico y mi señora se ha pulido 3000 euros en champs elysees en una tarde”. Suele ir graznando y voceando su incultura a los 4 vientos (“¡Manoloooo! Ven pacáaaaaaa!”, “hemos visto en el Lubre a la Gioconda y la Monalisa”) y suele comentar lo bonita que es su tierra de origen, que como todo el mundo sabe es mas bonita que París y todas las capitales europeas juntas.

Ante una invasión de tal calibre, los parisinos se ponen su “habit” de bordes y alimentan su complejo de superioridad con respecto a todos los pueblos del Mundo. Sin embargo, al poble españolito afrancesado que aspira a transformar un país de nuevos ricos ignorantes en algo más, sólo le queda la paciencia, la vergüenza o la rabia. Este último y no por ello menos noble sentimiento puede a veces manifestarse en forma de exabruptos del tipo “¡Que se metan ya la puta España por el culo a ver si se les explota dentro y se les quedan los huevos colgando!”.

En efecto, esta frase de Pepe Rubianes en TV3 que tanto revuelo causó en su momento me parece necesaria. Soy uno de esos imbéciles que cree que el rol del artista es siempre cagarse en todo, y prefiero a alguien que peque de ácrata, provocador o maleducado que a alguien que hace de la correción política su bandera. Sin embargo, esta “boutade” de Rubianes que en un primer momento parece explorar los límites del buen gusto y de la libertad de expresión (que no hace sino reducirse desde hace 20 años), también podría ser vista como una prueba de cobardía y de correción política. ¿Por qué podemos cagarnos en España pero no en Cataluña en TV3?

Señor Rubianes si de verdad quiere ser provocador y meterse con los nacionalismos insúltelos a todos, sino parece que su objetivo no es más que ganarse la simpatía de ciertos sectores de los nacionalismos perífericos. Enfin que hoy en día lo realmente revolucionario es atacar a todos los lobbys y hubiese sido divertidísimo ver a alguien cagándose en España y Cataluña en TV3.

En conclusión, creo que un artista debe atacar a todos los gobiernos y todas las instituciones sean las que sean. Apretar en las llagas de la sociedad como diría Houellebecq y dejarse de chorradas. Así que queridos lectores ¡a provocar que son dos días!

Anuncios

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: