Archive for 13 mayo 2008

Una cita

mayo 13, 2008

Sabias palabras de un pobre hombre asesinado por esos gloriosos salvadores de la Patria. Deberían aprenderlas todos los salvapatrias que pueblan el mundo.

“Yo soy español integral y me sería imposible vivir fuera de mis límites geográficos; pero odio al que es español por ser español nada más, yo soy hermano de todos y execro al hombre que se sacrifica por una idea nacionalista, abstracta, por el sólo hecho de que ama a su patria con una venda en los ojos. El chino bueno está más cerca de mí que el español malo. Canto a España y la siento hasta la médula, pero antes que esto soy hombre del mundo y hermano de todos. Desde luego no creo en la frontera política.”

Federico García Lorca

Hay que cuidar las formas

mayo 12, 2008

 

 

 

No me puedo resisitir a escribir esto. En primer lugar, el más sincero de mis reconocimientos para Pablo M. Díez, periodista de Abc que está en Birmania cubriendo los desastres causados por el ciclón “Nargis.”  Sin embargo, hay que destacar que la información, que se publica tanto en la página 36 de la edición impresa como en Internet, contiene un error de concordancia bastante grave. Duele ver que un periódico centenario como el ABC publica estas cosas. El sujeto de la oración subordinada es “un millón de birmanos”, que viene siendo singular y por lo tanto el verbo debería aparecer en singular. Sin embargo, leemos “morirán”, por lo que el error de concordancia es evidente. Un error que ha hecho que me fije, quizá por deformación profesional, primero en la estructura de la frase y luego en lo que realmente quiere decir.

No es mi intención aquí culpar al pobre periodista, que bastante tendrá en Birmania, pero… ¿no hay nadie en Abc, en su despacho de Madrid, que pueda reparar en el error? No voy a exigir que traten de corregir todo el contenido, pero por lo menos los titulares deberían ser revisados. Entre todos tenemos que defender la lengua española. Sin más, un fuerte abrazo a Pablo, que seguro que estará pasando momentos duros en Birmania.

Botellón en Contrescarpe

mayo 12, 2008

Lunes de vacaciones (sí, qué pasa, aquí somos muy chulos, hay dos semanas de vacaciones porque sí, no hay vacaciones de Semana Santa porque es un país laico, lo que permite poner las vacaciones cuando a uno le peta, ¡no nos íbamos a quedar sin vacaciones por ser laicos!) y nos da por quedar en una zona de bares de este muerto París, la zona de la Rue Mouffetard. En vista de que no hacía demasiado frío y del elevado precio de la cerveza en los bares de la zona (que, encima, están medio vacíos) decidimos entre todos comprar algo en alguna tienda de lo que antes se llamaban los “ultramarinos”, ahora chinos en Madrid, pero que en París son árabes, con el claro objetivo de hacer un pequeño botellón en la plaza (palabra esta “Botellón” que empiezan a conocer los extranjeros con independencia de su país de origen.) La ventaja principal es que como aquí no hay costumbre pues, obviamente, no está prohibido, porque no lo conocen.

 Nacionalidades varias, españoles, alemanes e italianos (un chico de Trieste me cuenta que en su ciudad se hace botellón, que fue instaurado por las tropas bárbaras allí destinadas en Erasmus, que se reunían en la plaza central del pueblo, con independencia del frío que hiciese, para darse a tan saludable costumbre), pero en principio ningún francés, hasta que llega un chico bastante mayor, le echo unos 35 años, compañero de piso de uno de los alemanes.Viste bastante mal, va muy dejado y desaliñado, en principio no atrae la atención. Luego resulta que habla un español bastante correcto y hasta es capaz de gastar bromas en la lengua de Cervantes. No reparo más en él y a la una menos cuarto decido intentar coger el último metro, queriendo la providencia que la estación esté ya cerrada, por lo que me veo obligado a volver a la informal reunión donde apenas queda gente.

 Entablo un poco de conversación con este chico y le pregunto que qué ha hecho con su vida. Me dice que ha estudiado en la Ecole Normale Superieure de la rue d’Ulm. ¡¡¡Vaya crack!!!!!! La ENS, donde han estudiado auténticos genios como Althusser, Sartre, Raymond Aron o Jean François Revel se me presenta así, de improviso, en un botellón. Por supuesto, le pregunto, que cuánto hay que estudiar, que si esto, que si lo otro, hasta llegar a resultar un poco pesado quizá. Lo que más me llama la atención es que antes de entrar en la ENS ha estudiado tres años, es decir, que se ha pasado de los 18 a los 21 estudiando solamente para entrar en la Escuela. No está mal.

Está un poco “tocadillo” por el vino y empieza a hablar; la verdad que da gusto oírle, ¡qué sabiduría más cercana, qué poco creído para lo que debería ser, qué vocación didáctica sin llegar a ser pretencioso! en definitiva, una excepción a la regla, un tío preparado en un botellón lleno de iletrados como nosotros. 

Nos cuenta millones de anécdotas, de la que me quedo con esta; la procedencia de la palabra “snob”, que es algo así como pijo en inglés y que ha sido adoptada por el francés y el español, entre otras lenguas (aceptada en español por la RAE desde el lejano 1923.) Cuenta Patrice, que así se llama el elemento, que en el siglo XVII solo entraban en la Universidad los hijos de los aristócratas, es decir, que había que ser noble para poder estudiar. Esto era sí, hasta que abrieron la mano y dejaron entrar a unos cuantos que no eran nobles los “sine nobilitate, (“sin nobleza”), abreviado “s/nob.” Como estos nuevos ricos burgueses (la historia se repite) eran los que más iban pavoneándose de que estaban en la Universidad y eran lo que hoy diríamos, unos pijos, se empezó a llamar “snob” a todo aquél que iba presumiendo de más de lo que era.

Como la historia se repite, hoy en día también podemos ver a los “snob” de nuestro tiempo, que son esa casta social a la que detesto con todas mis fuerzas y que son los pijos, esos que no saben tener la nobleza de ocultar lo que tienen o son, si de verdad son algo, integrantes de esta sociedad cada vez menos culta e inteligente. Recemos todos por la vuelta a las buenas costumbres, como por ejemplo la de la humildad intelectual y social que demuestra Patrice.

¡Viva Pepe Rubianes! (¿o igual no tanto?)

mayo 10, 2008

Es fácil distinguir a un español en París. Va vestido con un gusto dudoso que pasa del chandál fosforito, gorra del madrid del turista dominguero al “me visto todo de ralph lauren con pantalones sobaqueros y luciendo que soy un nuevo rico y mi señora se ha pulido 3000 euros en champs elysees en una tarde”. Suele ir graznando y voceando su incultura a los 4 vientos (“¡Manoloooo! Ven pacáaaaaaa!”, “hemos visto en el Lubre a la Gioconda y la Monalisa”) y suele comentar lo bonita que es su tierra de origen, que como todo el mundo sabe es mas bonita que París y todas las capitales europeas juntas.

Ante una invasión de tal calibre, los parisinos se ponen su “habit” de bordes y alimentan su complejo de superioridad con respecto a todos los pueblos del Mundo. Sin embargo, al poble españolito afrancesado que aspira a transformar un país de nuevos ricos ignorantes en algo más, sólo le queda la paciencia, la vergüenza o la rabia. Este último y no por ello menos noble sentimiento puede a veces manifestarse en forma de exabruptos del tipo “¡Que se metan ya la puta España por el culo a ver si se les explota dentro y se les quedan los huevos colgando!”.

En efecto, esta frase de Pepe Rubianes en TV3 que tanto revuelo causó en su momento me parece necesaria. Soy uno de esos imbéciles que cree que el rol del artista es siempre cagarse en todo, y prefiero a alguien que peque de ácrata, provocador o maleducado que a alguien que hace de la correción política su bandera. Sin embargo, esta “boutade” de Rubianes que en un primer momento parece explorar los límites del buen gusto y de la libertad de expresión (que no hace sino reducirse desde hace 20 años), también podría ser vista como una prueba de cobardía y de correción política. ¿Por qué podemos cagarnos en España pero no en Cataluña en TV3?

Señor Rubianes si de verdad quiere ser provocador y meterse con los nacionalismos insúltelos a todos, sino parece que su objetivo no es más que ganarse la simpatía de ciertos sectores de los nacionalismos perífericos. Enfin que hoy en día lo realmente revolucionario es atacar a todos los lobbys y hubiese sido divertidísimo ver a alguien cagándose en España y Cataluña en TV3.

En conclusión, creo que un artista debe atacar a todos los gobiernos y todas las instituciones sean las que sean. Apretar en las llagas de la sociedad como diría Houellebecq y dejarse de chorradas. Así que queridos lectores ¡a provocar que son dos días!

Un libro por la libertad en la isla-cárcel.

mayo 8, 2008

Siempre me ha llamado la atención, y a veces me ha enervado, la defensa, sea abierta o encubierta, del régimen de Fidel Castro y de la figura de Ernesto Guevara por parte de la mayor parte de mis coetáneos, sean españoles o extranjeros. De verdad que nunca he entendido el que no se haga la mayor de las condenas a uno de los regímenes más crueles que ha existido jamás. Los argumentos del tipo “ha evitado que Cuba sea el prostíbulo de los USA” o “ha aumentado el nivel de vida de los cubanos” se mezclan con otros del tipo “sí, pero la culpa es del bloqueo.” Basura filosófica, política y moral.

 

Yo, que siempre he creído estar más o menos informado de la situación en Cuba he recibido las “medidas aperturistas” del régimen  con cierta sorpresa. ¡Que los cubanos no podían tener móvil, microondas, vídeos o DVD! ¡Que no podían hospedarse en hoteles de la isla! ¿Hemos estado defendiendo a una dictadura que impedía a sus súbditos comprar microondas? Así es.

 

En vez de tratar de acabar con un régimen que además de cruel (234 presos políticos entre otras barbaridades) es hortera (la imagen de Fidel con el chándal de la anti-revolucionaria Adidas es de toma pan y moja), vemos como positiva esta apertura. ¡Qué vergüenza! Pero si ni siquiera pueden comprarse las cosas los cubanos (otro día comentaré como el Gobierno cubano transforma los sueldos de dólares a pesos, para directamente robar a los trabajadores, lo prometo) y nosotros mirando para otro lado.

 

Hablo de esto porque hoy ha presentado Zoé Valdés un libro en la Casa de América de Madrid que se llama “La Ficción Fidel”, libro que compraré mañana mismo ya que mi condición de estudiante me permite tener tiempo libre de sobra.

 

Espero que la buena de Zoé me cuente cosas que no sé sobre la vida en la isla y el régimen del odioso sátrapa que, no se nos olvide, sigue siendo el Secretario General del Partido comunista cubano, órgano más importante en dictaduras comunistas de corte soviético.

 

Pero claro, no espero que a estas alturas, por mucho que se desvelen las atrocidades de Castro, la izquierda oficial se ponga a la cabeza de la manifestación contra el régimen ni de que millones de desnutridos mentales dejen de ensuciar las paredes de sus cuartos con la imagen del Ché. Ni de que la derecha deje de hacer negocios hoteleros en la isla (léase Matutes y compañía) para poner toda la carne en el asador contra el tirano.

 

Ya les contaré detalles del libro, que se me antoja más que interesante.

 

 

En búsqueda del absoluto…

mayo 7, 2008

Uno procede a ejercer de erasmus un martes por la noche que apuntaba a una barbacoa sin más en la cité universitaire. Ser inconsciente, beber, hacer el memo e ir a hacer botellón a un quai en el sena. He tenido el placer de observar a monos drogarse, beber, venir a tocarnos los cojones esperando pelea, desmayarse en coma etílico, ofrecernos drogas… Después he tenido la suerte de conversar con unos italianos cuyo único objetivo en esta vida era decir lo cojonudo que es Milán y la mierda que es el resto. Tras cagarme en el proletariado delincuente y drogado me he vuelto a casa con el ipod a todo volumen esperando quedarme sordo.

Un mendigo en un saco de dormir se agitaba suplicándome dinero. Me hubiese gustado poder explicarle que hace 2 días, un par de pseudomendigas con una niña en brazos me hicieron creer que necesitaban dinero de verdad (apelando a mi moral judeocristiana) y les dí 10 euros para comer, que se habrán gastado en comprarse una tele de plasma para su chabola, con la que ver a un par de anoréxicas anunciando vestidos Versace que nunca podrán permitirse.

Ese par de estafadoras se rieron de mí, y mi orgullo me torturaba recordándome que probablemente hubiese hecho mejor dándole el dinero al mendigo que se retorcía de frío. Al mismo tiempo, subiendo la rue Saint Jacques podía ver una exposición fotográfica sobre mayo del 68. Como explicarle al “clochard” que llevo toda la puta vida buscando un lugar donde sentirme a gusto con mis congéneres. Como explicarle que el absoluto en las relaciones humanas no existe y que sin embargo jamás podré conformarme con menos que eso. Como explicarle a la cucaracha subhumana que tiritaba de frío en su saco que me encantaría creer en las ideas de los que lanzaban piedras en las fotos expuestas, y salvarle a base de barricadas. Como explicarle que quizás sería mejor si tuviese los cojones de ahorcarme a los 23, como Ian Curtis que aullaba sus letras depresivas en mi Ipod. Enfin que voy borracho y Schopenhauer es Dios y Joy Division (con Curtis al frente) sus profetas:

“Querer es esencialmente sufrir, y como vivir es querer, toda vida es por esencia dolor. Cuanto más elevado es el ser, más sufre… La vida del hombre no es más que una lucha por la existencia, con la certidumbre de resultar vencido. La vida es una cacería incesante, donde los seres, unas veces cazadores y otras, cazados, se disputan las piltrafas de una horrible presa. Es una historia natural del dolor, que se resume así: querer sin motivo, sufrir siempre, luchar de continuo, y después morir… Y así sucesivamente por los siglos, de los siglos hasta que nuestro planeta se haga trizas”.

Y no, no me creo Schopenhauer ni Jesucristo.

Aerolínea de nueva generación y otras menudeces

mayo 5, 2008

Cojo el avión en el aeropuerto Charles de Gaulle de París para pasar unos días en Madrid, días de turismo, familia y fiesta, que tiempo hay para todo.

La compañía con la que vuelo es Vueling, que se anuncia como “primera aerolínea de nueva generación.” Me imagino que cuando dicen primera quieren decir primera y única y lo de nueva generación lo dirán con tintes positivos, aunque las cosas de nueva generación pueden ser buenas o malas, digo yo. (Sí, tienen razón, las juventudes del PP que se hacen llamar Nuevas Generaciones también son malas, como todas las secciones juveniles de todos los partidos, basura funcionarial de nuestro sistema que hace que nuestra democracia sea aun si cabe más pobre.)

 

Pero busquemos los rasgos que pueden caracterizar a lo que ellos llaman “aerolínea de nueva generación”, es decir, las cosas que hacen a Vueling una compañía distinta de las demás. Lo primero que me llama la atención es que en los mensajes emitidos por la megafonía del avión podemos oír cosas como “abróchate el cinturón y mantén el respaldo de tu asiento en posición horizontal.” No me lo puedo creer, ¿de verdad que me están tuteando? ¿Que una compañía aérea cuyas acciones cotizan en la Bolsa de Madrid y que me está cobrando una pasta me está tuteando? Los siguientes mensajes no hacen sino confirmar la primera impresión. Vueling tutea a sus clientes, igual que hago yo con mis amigos o familiares.

 

Lo siguiente que nos llama la atención y que podríamos destacar como un rasgo más de la “compañía de nueva generación” es que al presentarse la tripulación, nos indican la procedencia de sus integrantes. “El sobrecargo se llama Juan, y es de Valladolid y mis compañeras son Pilar, de Alicante y Juana, de Madrid y yo me llamo Ana y también soy de Madrid.” ¡Pero qué paletismo, qué provincianismo, qué aldeanismo tan cutre y carca! ¿Pero que coño me importa de dónde sea usted? (Y utilizo el usted porque es como hay que dirigirse a la persona que te presta un servicio.) ¿qué pensaran mis compañeros de viaje gabachos de España? Pues lo que pienso yo, que somos unos paletos y unos maleducados.

 

Señoras y señores, si esto es una aerolínea de nueva generación, yo quiero una como las demás, de antigua generación, sea normal o de bajo coste, en la que me traten de usted y en la que no importe la procedencia de los trabajadores. No sé que pretenden al tutear a los clientes, no sé si a algún español que coge un avión le parece bien que le tuteen, pero a mí, señores, no sé si porque soy un poco reaccionario o porque se me pegan las costumbres francesas, me parece que estas cosas están fuera de lugar.

My lai

mayo 4, 2008

“If one looks with a cold eye at the mess man has made of history, it is difficult to avoid the conclusion that he has been afflicted by some built-in mental disorder which drives him towards self-destruction” (The Ghost in the Machine) Arthur Koestler

http://www.elpais.com/articulo/reportajes/Mataban/todo/veian/elpepusocdmg/20080504elpdmgrep_1/Tes